sábado, 8 de febrero de 2014

La huella...


Triste recuerdo hemos de dejar,
aquellos que nos creemos dueños
de nuestros sueños.
La nada.

viernes, 20 de abril de 2012

Apariencias...



Terrible prisión que generas en tus reos la ilusión
de ser libres.
Quien a tus ventanas se asoman creen
estar en el exterior.
Desconociendo que en realidad habitan
en un sucio y oscuro rincón...


jueves, 26 de enero de 2012

Silencio...



Hoja mecida por el viento.
Arrancada de su rama.
Cae al suelo, cruel, lo llama.
Gracias, le dice la rama.
El viento calla.


lunes, 28 de noviembre de 2011

Trampa de ratas...


Abre los ojos o caerás.
Abre los ojos para que te puedas tirar.
Bucle espacio temporal. Trampa de ratas.
Haz mover la rueda, no la dejes parar. Si se para todos caerán...





viernes, 29 de julio de 2011

Sombras y luces.



Blanco y negro
fúndete en uno,
muestranos tu misterio.
Que siendo todo gris, coloreas el mundo entero


jueves, 3 de marzo de 2011

Los iluminados


Luz de vida, negra muerte,
danzan juntos.
Los iluminados.

miércoles, 1 de septiembre de 2010

Creencias...

Muchas son la barbaridades que ha hecho el hombre en nombre de las creencias: guerras, asesinatos, violaciones, torturas, mutilaciones, esclavitud...y aún así el hombre sigue creyendo. Algunos dicen que se cree por miedo, porque en algo hay que creer. Se cree por multitud de motivos...
Muchos son los que creen y defienden sus creencias, porque lo vieron, lo oyeron, lo soñaron, porque se lo dijo dios o un extraterrestre...
Pero hablemos de nuestras no creencias: no creo en el ego, no creo en la guerra, no creo en la violencia, no creo en la política, no creo en la justicia, no creo en la sociedad, no creo en lo que me cuentan, no creo en lo que viste, ni en lo que veo, no creo en ti ni en mi, no creo en el mundo en el que vivimos, no creo en las máscaras y no creo en quien dice no usarlas, no creo en quien habla y no hace, no creo en el creer sino en el saber, no creo en el mal sino en la ignorancia, no creo en el bien sino en la sabiduría.
No creo en no creer, porque como dijo el sabio: "quien dice bueno, está creando malo". Este mundo está dormido y nosotros soñando, porque creemos que creyendo se consigue algo. Por eso yo creo tanto en lo que creo, como en lo que no creo...